lunes, marzo 15, 2010

El día que pisé un ratón

Ese día fue hoy.

Todos los días debo cocinar dos veces, una para Matías y otra para nosotros, eso es por que Mati tiene una dieta mas o menos estructurada mientras que para nosotros cocino lo que salga mas rápido o lo que tengo mas a mano. Estaba en eso, cuando ya era la hora de que Mati almorzara y estaba enfriandole un poco la comida, cuando me voy a mover para tomar las cucharas y pisé algo, al principio pensé que era el mantel de cocina que se me había caído al suelo (por la sensación que tuve al pisar) pero cuando miré ¡¡¡GUACALA!!! ¡¡¡YIACKS!!! ¡¡¡PUAG!!! (y cualquier expresión que se le ocurra para asqueroso) había pisado un ratón, así tal cual, estaba ahí con las patas estiradas y todo y yo en ese mismo momento salí corriendo y gritando de la cocina, grité tanto que Mati se asustó y se puso a llorar, fue tragicómico por que jamás me imaginé como las típicas mujeres que gritan cuando ven un ratón pero es que fue todo tan asqueroso que la reacción me salió desde dentro, así que ahora lo asumo: soy de las que grita cuando ve un ratón, aunque mejor dicho soy de las que grita cuando ve que pisó un ratón.

No vayan a creer que en nuestra casa los ratones andan como en la plaza lo que pasa es que hace unas semanas mi mamá dijo haber visto un ratón que se escondió debajo del refrigerador y le tiró veneno pero no pasó nada, esa misma noche con mi abuela lo persiguieron y finalmente (al parecer) lo dejaron encerrado en un espacio que quedaba detrás de un guardapolvo, asi es que pusieron una tabla que impidiera mover ese guardapolvos para que el ratón se quedara encerrado ahí y su idea era que se muriera de hambre; resultó que la tabla era muy grande y como estaba en la entrada de la cocina, muchas veces nos pegábamos con ella o se nos caía y como ya había pasado harto tiempo y todos alegábamos, mi mamá decidió sacar la famosa tabla y todos nos olvidamos del ratón, pensando en que o ya se había ido o se había muerto, cosa que no creímos por que no salió ningún tipo de olor. Eso fue ayer, así que por suposición pensamos en que efectivamente el ratón si estuvo encerrado en ese espacio por alrededor de dos semanas ¿cómo sobrevivió? eso sólo lo sabía el ratón y ahora se llevó el secreto a la basura.

Repito una vez mas GUACALA, me acuerdo y me da asco pero mi consuelo es pensar que las probabilidades de que esto vuelva a suceder, son mínimas ¿o no?

8 comentarios :

Kate dijo...

Jajajaja... me imagino el susto, pero pobre ratoncito :(

Saludos

@le dijo...

jajajajajajajajajaja... no tienes idea cuanto me rei con la historia, sin contar que recorde algunas que me han pasado a mi con un raton (mi mama me dejo a solas con uno, mi gato me regalo un ratoncito pequenio) y recorde a mi mascota niuyorkina (mi ardillo llamado juantito que come almendras todos los dias)... legue aca leyendo a nadia y vi los chumbeques que le enviaste... que rico!!! (yo vivi en iquique 2 anios por trabajo)
un abrazo

cornflakes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cornflakesgirl dijo...

Te faltó subirte arriba de una silla y gritar: Tooomaaaaas!!! ( Como Tom & Jerry) jijiji oye mi marido me dice Ratona y yo a el Raton ( pero de la famillia de los lindos y limpios) ='.'=

M dijo...

puaj lei mientras comia (mala idea)

mi mama una vez agarro un guaren muerto por accidente y se volvio loca. Prendio la cocina y metio la mano y se la quemo, la afirmamos, y trato de cortarse la mano con un cuchillo... a mi no me daban miedo los ratones hasta lo de la brujeria... uff, cuidado con esos ratones asquerosos, no le vaya a pasar algo al mati, que se le acerquen o algo...

Caroli dijo...

que horror! aunque no me dan así demasiado miedo los ratones, igual son como asquerosillos...
oye y Mati se asustó mucho? yo descubrí que mi antiguo pavor a los temblores, y más aun a los terremotos, se vió aplacado por mi nuevo papel de madre, ya que para el terremoto mi primer impulso no fue correr sino que tomarla en brazos y buscar un lugar seguro para las dos... antes habria llegado a la otra cuadra corriendo espantada!

Cari dijo...

Por experiencia te digo que estas son buenas anecdotas, una vez en mi casa mi mamá, mi hermana y yo estabamos tomando once y por al lado de la escalera paso un ratón, las tres también comenzamos a gritar al más puro estilo de la dueña de To, pero después de un rato de grito sostenido nos dimos cuenta que el ratón no se movia... el ratón había muerto a causa de los gritos xD!!!!
Cada vez que cuento esa historia me convierto en la sensación de la fiesta, soy la mujer que mato a un ratón con un grito, tu lo mataste con tu pie ^_-!

Scarlet O´Hara dijo...

Oye en serio tenemos harto en común!! recien ahora estoy leyendo para atrás tu blog, y entre el terrorista de la caca y los ratones y desvaríos varios, estoy sintiéndome muy acompañada en las tragedias!
Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...