miércoles, junio 29, 2011

Sin nombre

No se realmente como empezar a comentar esto por que es algo que, al menos yo, desearía que jamás le ocurriera a nadie pero así es la vida y son cosas que pasan, injustas totalmente pero pasan. Ayer murió la hija de Marisela S. (actriz chilena), una chiquita de 7 años de edad víctima de algo tan terrible como la leucemia, la verdad es que yo no tengo mucho conocimiento respecto de la enfermedad pero me imagino que como todo cáncer, debe ser una cosa horrorosa tanto para pacientes como para sus familiares.

La verdad es que esta actriz siempre me provocó sentimientos encontrados, la encuentro bien chora (segunda definición) y la respeto por que siempre dice las cosas de frente (al menos esa impresión tengo yo) y cuando se enoja, se enoja de verdad y no es como la gran mayoría en la tele, que siempre tratan de ser bien compuestitas y no quedar mal con nadie pero por otro lado, a veces, me choca que sea un poco desatinada al momento de decir lo que piensa pero me imagino que una cosa es producto de la otra (el enojarse en serio y llegar y decir lo primero que piensas) en fin, que ese no era el punto; la cosa es que independiente de lo que me provoque ella como persona, no puedo dejar de empatizar un poquito como madre y digo un poquito por que no puedo llegar a dimensionar lo que ella puede estar pasando en estos momentos, yo he tenido perdidas de hijos sin nacer pero se me hace que el dolor de perder un hijo nacido y con el cual conviviste 7 años + casi uno en la guata, debe ser inconmensurable, o sea yo que me deshacia de la pena por que el gordo se fue una semana a vivir donde mi abuela, no quiero ni imaginar como sería el saber que ya no lo veré, ni lo abrazaré más, horrible.

Anoche pensaba que estos 40 días que pasó con su niñita en el hospital, de por si ya deben haber sido duros pero me imagino que lo mas difícil viene ahora, en que debe llegar a una casa repleta de recuerdos, probablemente con los juguetes aun repartidos por todos lados, con su olor en el closet, esos pasitos silenciados de cuando se pasan a tu cama por la noche, las paredes llenas de risas y llantos, la cocina con comidas que no le gustaban o que le encantaban, esos recuerdos chiquititos y que con el día a día no les damos importancia pero que a la larga hacen que la experiencia de tener un hijo sea la mas hermosa del mundo, debe ser terrible volver a esa casa en donde ahora solo estás tú y un montón de fantasmas, fantasmas alegres sin duda pero que provocan dolor.

Al mismo tiempo me sorprende la entereza que ella ha demostrado en televisión, aunque no me olvido que es actriz y que parte de la formación que se les da a los actores es aprender a lidiar con tus sentimientos pq el show debe continuar, pero lo que mas me emocionó fue saber que dijo "Yo le dí la vida a mi hija, lo que ella haga con su vida, es cosa de ella" lo encontré tan lindo y desinteresado, ahora que lo leo con un poco la mente fría, puede sonar a ser despreocupada pero la verdad a mi me suena a que es una persona desinteresada que comprendía que su niña, si bien era de ella, pero no le pertenecía, no la objetivizó y la volvió una cosa de su propiedad, cosa que la mayoría de los padres no pueden hacer; yo trato, cada día, de no adueñarme de mi hijo pero la verdad es que a veces me cuesta y es que yo crecí con ese modelo, mis tías, mi abuela y mi madre son así, es más, mi mamá lo manifestaba sin vergüenza alguna, siempre decía que yo era SU hija y por ende yo debía hacer lo que ella decía aunque yo no estuviera de acuerdo y eso no fue mientras era niña, le duró como hasta que tuve 25 años, desde mis 19 o 20 años ya no la pescaba mucho pero ella seguía convencida de que era mi deber hacer lo que ella decía sólo por ser mi mamá.

Espero de todo corazón que Marisela pueda lidiar con este dolor de una manera sana y sabia, sé que ella jamás leerá esto pero de todo corazón espero que su corazón y su alma encuentren un rápido consuelo que le permita aprender a llevar su duelo con entereza y así lo deseo para todas las madres que pierden a sus hijitos cada día, como dice el conocido cliché "uno puede estar mas o menos preparado para enterrar a sus abuelos o padres pero jamás a sus hijos".

Recuerden atesorar cada uno de esos pequeños gestitos de sus niños, las palabras chistosas e incluso las rabias que nos hacen pasar, nadie sabe hasta cuando estaremos con los que amamos.

3 comentarios :

Claudia Canifru dijo...

Casi me morí de la impresión cuando mi mamá me contó que la niña se había muerto, porque obvio una se pone en el lugar. Yo me muero junto con mi hija, eso lo tengo claro.

En fin, yo creo que ella esta en shock todavía. Ya vendrá el llanto y el duelo. Es muy pronto para el dolor de la pérdida.

Pd: na que ver, pero cuando estuve en Iquique no te llamé porque vi tus fonos tardes (no tenía wifi en el hotel que nos quedamos desde el jueves en adelante), pero gracias de todas maneras!

Mamá Nortina dijo...

Katty:
Yo estuve a punto de escribir un post sobre la muerte de la hijta de Maricela, es que al igual que a tí, me llegó demasiado y por sobre todo, su gran fortaleza. Yo pienso que si hubiese estado en su lugar (que nunca Dios lo quiera), no lo hubiese resistido. Es que mi hija lo es todo para mi y creo que no podría vivir sin ella... Creo, que en verdad ella es un ejemplo de entrega, es decir, ella le entregó su hijita a Dios y con eso, se siente reconforada. Me llegó demasiado cuando dijo: "Dios salió al Jardín y escogió una flor y ésta flor era Rafaela..." ¡Grande Maricela!.

Como vez, Katty, ya te sigo y así podremos estar conectadas permanentemente. Un abrazo amiga Nortina, por casualidad!,al igual que yo!

Ana dijo...

Acabo de llegar a tu blog y es chulisimo. Enhorabuena por el!!

Si quieres conocerme puedes hacerlo en http://creciendocondavid.blogspot.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...