miércoles, septiembre 02, 2009

Abuelita

Ayer 1º de Septiembre se cumple el tercer aniversario de la muerte de mi abuelita (la mamá de papá); es extraño lo que siento, ya que si bien la extraño y me habría gustado compartir mas tiempo con ella (su ultimo año de vida fue en el que mas nos acercamos) tengo la extraña sensación de que ella está muy bien y feliz, estoy segura que esta nuevamente al lado de mi abuelo, que siempre fue el amor de su vida y que por fin se siente plena, no me pregunten por que pero creo firmemente que así es, será por que creo en el cielo, el paraíso y todo eso que algunos llaman pavadas pero a mi me reconfortan y me ayudan a sobrellevar la partida de mis seres queridos.

No tengo muy claras las razones de su muerte, a veces pienso que fue la negligencia de algunos familiares de no cuidarla como ella merecía, a veces creo que estaba ya muy cansada de pasar penas y pesares pero prefiero pensar en que quizás simplemente le había llegado su hora y así no tengo que vivir con preguntas ni rencores, ella me enseño que uno no debía juzgar a la gente y mucho menos enrabiarse con nadie por que eso hace mal para el corazón y el alma; ella me dejo muchas enseñanzas, quizás nunca supo que me dejo muchas lecciones pero mirandola, escuchandola conversar o a veces simplemente por su mirada como que podía adivinar que detrás de eso había algo que aprender.

Unos días antes de morir ella me llamó por teléfono a Santiago y me dijo todo lo que me quería aunque ella fuera un poco bruta para demostrar el amor, bendijo mi relación y me felicito por el hombre que había escogido como compañero y me dijo que le recordaba mucho a mi abuelo y nosotros como pareja nos parecíamos a ellos dos, yo me emocioné infinitamente y casi me puse a llorar, le dije lo mucho que la quería y que por favor se cuidara mucho, le pedí que se fuera a la casa y que no se quedara con mi tía pero ella siempre fue porfiada y hacía lo que quería, como a los tres días después falleció.

Ella dejó un gran vacío en la historia de mi vida, me habría gustado preguntarle muchas cosas de su vida, de su amor con mi abuelo, de su vida juntos, me habría gustado acariciar mucho mas su cabecita blanca y haber hecho que se durmiera sonriendo muchas veces mas, como en su último cumpleaños; por otro lado igual estoy satisfecha por que aunque fue poquito igual pudimos hacer esas cosas y ademas estoy segura que mi hijo me lo mando ella, puede sonar ridículo o supersticioso pero de verdad que lo siento así, ella murió el 1º de septiembre y mi hijo nació el 6 de septiembre del año siguiente, dicen que cuando hay una muerte después hay un nacimiento y desde que ella murió hasta un año después el único q nació fue Matías, así es que sí, yo estoy convencida que ella me lo mandó.

4 comentarios :

noesmasqueblabla dijo...

;)

Caroli dijo...

que lindo Katty! Me emocioné pensando en mi abuelitas que tambien están en el cielo...
un abrazo amiga <3

Ecologista dijo...

Emocionante escrito.Te creo fielmente;me siento identificado en algo.
SALUDOS

blablabla dijo...

uufff el 19 de este mes de octubre se cumple un mes del fallecimiento de mi abuelita materna...que horror, todavia no lo creo y se echa mucho de menos.

=)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...