sábado, octubre 20, 2012

Y nos vamos.....

Llegué a vivir a Iquique en marzo del 2007 y la verdad, nunca me gustó, los primeros años lo pasé super mal, estuve deprimida la mayor parte del tiempo y no aproveché ni mi primer embarazo, ni el primer año de vida de mi hijo, lo cual lamento profundamente y me arrepiento con todo mi ser.

Pasando los años, ya me hice la idea de que tendríamos que vivir aquí no mas y que tenía dos opciones, vivir amargada y lamentandome por no vivir en un lugar de mi gusto, con gente que no me gusta y con todo malo, guacala y pufi o hacerme la idea de que realmente esta es mi vida ahora y lo mejor sería mirar el lado bueno de lo que estoy viviendo y asi vivir un poco mas feliz; asi es que elegí la ultima, lo mejor sería disfrutar de las poquitas cosas buenas que pudiera encontrar aquí y ser feliz con eso y me resultó, igual siempre guardaba en mi corazón la secreta esperanza de volver a santiago y vivir en un medio mas amable y conocido para mi.

Durante mucho tiempo nos quejamos de que las cosas no nos resultaban, vez que  nos ibamos a comprar una casa, algo pasaba y finalmente no lo lográbamos, despues pensamos en comprar un auto y tampoco resultó (siendo que acá son botado de baratos), jamás compramos muebles (aparte de nuestra cama) porque al vivir con mi mamá, ella ya tenia toda la casa amoblada y no le gusta tener nada que no haya pasado por su aprobación; era tanta la mala suerte que ya un día tambien decidí mirarlo por el lado amable y simplemente me hice la idea de que si no resultaba, era porque simplemente esas cosas no eran para nosotros, llamenle destino, Dios o lo que quieran pero las cosas pasan por algo o mas bien, NO pasan por algo.

El asunto en si, es que ya me había hecho la idea de que viviríamos en Iquique por muchos años mas y filo, es lo que hay no mas y como yo no soy la que trae el sustento al hogars, había que estar donde estaban las mejores lucas no mas, pero, la vida nos tenia preparado un gran pero; en uno de esos viajes de vacaciones que hacemos a Santiago a lo largo del año, al novio le salió una entrevista de trabajo y fue, y la respuesta fue lo mismo de siempre "te llamamos" y bueno, nos devolvimos al hogar, pensando en que dentro de una semana (aprox.) tendríamos una respuesta, la cosa es que como a los 4 días llamaron y resulta que siiiiiiii, nos vamos a vivir a Santiago.

Ahora estamos con todo el show de embalar las "pocas" cosas que tenemos, que realmente uno no se da cuenta y almacena cantidad de cachureos, con los cuales (al menos yo) te encariñas y se hace dificilísimo botarlos y terminas guardando todo "por si..."

En fin, se me ha hecho tarde ya y no quiero escribir mas pero si quería contar que nos vamos, que uno de mis grandes anhelos se volvio realidad y que aunque me da un poco de susto, espero que todo salga bien estando una vez alla. Cómo siempre, las cosas llegan cuando menos lo esperas.

Daisypath Vacation tickers

6 comentarios :

Susana dijo...

Felicidades! Espero que todo les salga bien con la mudanza y la nueva vida que empezarán en Santiago.
Saludos!

M dijo...

me alegro por ti, por ustedes. Yo estoy en un proceso parecido :-) abrazos!

Caroli dijo...

Todo va a salir bien, y si algo sale mal no importa, acá estamos tus amigas para apoyarte, los queremos <3

Claudia Canifru dijo...

Te voy a cobrar la palabra, ahora que te devolví a la capital.

Teni que puro avisar y juntamos a los mostros y nosotras a copuchar!!!

Camalva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Camalva dijo...

Yo viví en Iquique y no lo encuentro tan malo :( en todo caso me alegro mucho que hayan logrado migrar a un lugar donde te sientas feliz y tranquila. Es lo más importante. Pd: tu receta de pizza con polvos de hornear es ley en esta casa, solo le reemplacé la margarina por aceite de oliva, funciona perfectamente! Muchas gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...